System Messages

Profesor Nelson de Jesús Merino García

  • FUENTE: Sociedad Cubana de Farmacología
  • 12 Abril 2019
Profesor Nelson de Jesús Merino García

Profesor Nelson de Jesús Merino García (1935 - 2019)

El pasado 9 de abril falleció el querido Profesor Nelson de Jesús Merino García. Con 83 años y aún en activo, el "profe Merino", como cariñosamente le decíamos sus alumnos, colegas y amigos, se mantenía trabajando en el laboratorio, entregando lo mejor de su sabiduría y formando personas, como siempre hizo.

Así lo conocí, ya jubilado, pero renuente a quedarse en casa. Así estuvo en el Instituto de Farmacia y Alimentos (IFAL) y después en el Centro de Química Farmacéutica (CQF), donde tanto disfrutamos de su excelencia científica y su gran capacidad para razonar, analizar problemas y enseñar.

También transitó y aún trabajaba en estos años en importantes proyectos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y más recientemente, mucho fue su quehacer en el Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos (CIDEM).

Destacado e inolvidable fue su paso en diferentes épocas por el Centro para las Investigaciones y Evaluaciones Biológicas del IFAL, por los diferentes laboratorios de Patología Veterinaria, por el Centro de Investigaciones Avícolas, junto a su querido hijo, y creo no equivocarme, si digo que Merino ayudó a la mayor parte de los centros del Polo Científico, a las Universidades, al Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC) y al Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA), donde se formó y creció como científico.

Brillante fue su paso como profesor de diversas maestrías, tales como Patología Veterinaria, Toxicología, Farmacología, así como por los tribunales permanentes de Doctorados en Ciencias Veterinarias, Ciencias Farmacéuticas y Ciencias Médicas Básicas. En cuanto lugar se convocaba, allí estaba Merino, siempre correcto, disciplinado, puntual, como un modelo de lo que debe ser un científico; en todo momento con sus criterios sólidos, bien fundamentados, siempre preocupado de que su edad avanzada no afectase su lucidez. Nunca vimos a Merino titubear, siempre empleó la crítica científica y enseñó a usarla con la objetividad y la excelencia de las que hacía galas.

El profe Merino se nos ha ido físicamente, pero perdurará su ejemplo de hombre cabal, de eterno enamorado de la ciencia y de la vida, la que disfrutó plenamente, siempre trabajando y en su puesto, como el investigador y profesor de primera línea que fue.

Este año transitaba hacia sus 84 años, y se mantenía, luego de más de 24 años como trabajador jubilado, como uno más en los laboratorios del Centro de Productos Naturales del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, donde lo sorprendió la muerte.

¡Qué vida de hombre de ciencia y cuántos resultados!!. Basta hacer una simple búsqueda en la y su nombre aparece en cientos de publicaciones, eventos, ponencias, proyectos, patentes.

¡Qué decir que no sea hermoso para este Padre de la Patología Experimental Cubana! ¡Cómo hacer para llegar a todos los que hacemos ciencia en esta Isla y trasmitirles que el ejemplo de Merino debemos multiplicarlo, y no claudicar en el quehacer científico, aun cuando las condiciones sean adversas.

Merino no dejó de trabajar ni un minuto, Merino ayudó a muchos, brindó sus conocimientos a incontables jóvenes para sus tesis de graduación, a cientos de maestros en ciencias y doctorandos. Todos debemos hacer un alto y rendir homenaje a este ilustre profesor e investigador que deja el legado de un científico inigualable.

Se visten de luto las ciencias morfológicas y veterinarias de Cuba, la patología experimental, la anatomía patológica, la histopatología, la fisiología, la toxicología, la farmacología, y todas estas, en su relación con tantas otras ramas de la ciencia donde se precisan de estudios anatomopatológicos. Ha fallecido un gran hombre de ciencia, una institución en su persona y en su ejemplo, y hay que decirlo con fuerza, con vehemencia, con alto sentido del deber, por todo lo que de él aprendimos los que tuvimos el gran privilegio de compartir su trabajo en algún momento de nuestras vidas.

¡Gloria eterna al Profe Merino! La le rinde con estas palabras especial tributo y reconocimiento, y acompaña a sus familiares y amigos en este momento de dolor por su partida física. Gracias, profe Merino, por sus enseñanzas y su ejemplo.

Por: DrC. René Delgado Hernández. Sociedad Cubana de Farmacología

Edición:
MSc. Dra. Patricia Alonso Galbán

Comentarios (4)

Lamentable perdida, mis

Lamentable pérdida, mis condolencias a sus familiares y amigos, todavía lo recuerdo enseñándome patología en las tantas láminas que vimos en mi tesis de maestría en toxicología, siempre dispuesto a colaborar, recientemente estuvimos conversando mucho . descanse en Paz, Dios lo tenga en la Gloria

Conocí al Doctor Merino hace

Conocí al Doctor Merino hace muchos años, padre de mi gran amigo y Doctor en Ciencias también Alejando Merino, por circunstancias ajenas a la ciencia, sabiendo siempre de sus méritos, pero su modestia y sencillez de la vida cotidiana nada tenían que ver con sus andares científicos. Siempre afable y dotado de gran educación y cultura, pasaba por un hombre simple, padre de familia, preocupado y querido por todos los amigos. Deja una huella grande en su hijo del que siempre estuvo muy orgulloso, una pérdida para sus familiares y amigos, para sus colegas de tantos lugares por donde transitó. Descansa en paz querido Merino… sencillamente así, Merino.

Conozco a Merino desde hace

Conozco a Merino desde hace muchos años, más como persona que como científico, padre de mi entrañable amigo y Doctor en Ciencias como su padre, Alejandro Merino. Pero siempre lo supe de una altura científica extraodinaria, pero con mucha modestia y simpleza en la cotidianidad. Afable, preocupado por sus hijos y su familia, de una exquisita educación y cultura. Descansa en paz Merino, te recordaremos siempre.

Lamentable perdida de un gran

Lamentable perdida de un gran professor , lo recuerdo con respeto y admiracion. Mis sinceras condolencias a familiars y amigos.

Nelson. Hay que recordarlo

Nelson. Hay que recordarlo siempre como trabajador infatigable, ejemplo para los jóvenes, por su rigor y claridad como científico y por sus cualidades como ser humano. Mis condolencias a sus familiares y amigos por tan sentida pérdida.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.