Al Día, Noticias de Salud

Un nuevo tipo de intervención simplifica la cirugía del mioma

System Messages

Los avances e innovaciones en el campo de la histeroscopia permiten a los profesionales realizar un diagnóstico más preciso y ofrecer más respuestas a las mujeres con problemas de fertilidad. La relación entre la histeroscopia y la reproducción ha centrado la II edición del Congreso Mundial de Histeroscopia que tuvo lugar en Barcelona recientemente. La cita, a la que acudieron más de mil ginecólogos de todo el mundo, sirvió para presentar los últimos avances en este campo, en el que cada vez tiene un peso más importante la cirugía reproductiva de la cavidad uterina.

tto por laparoscopíaUna de las cosas en la que se estamos trabajando más intensamente es la de conseguir la creación de un lenguaje común y que sirva de puente entre los diversos profesionales, unificando los criterios clínicos diagnósticos para detectar de forma más sencilla la inflamación crónica del endometrio”, ha explicado Sergio Haimovich, responsable de la Unidad de Histeroscopia del Hospital del Mar de Barcelona y copresidente del congreso.

Un 15% de las parejas que no consiguen un embarazo es por causas desconocidas. De ellas, hasta un 40% está relacionado con una infección crónica del endometrio. De aquí la importancia de poder identificar correctamente esta patología, que es asintomática y solo puede diagnosticarse mediante histeroscopia.

Hasta ahora faltaba una orientación que ayudara al diagnóstico. Nosotros hemos creado ahora esta guía y establecido siete patrones de imagen que ayudan a su identificación”, ha comentado Haimovich, quien también ha señalado que el siguiente paso consiste en conseguir ahora también unificar los criterios de los patólogos.

Simplificación en el tratamiento del mioma El congreso también ha servido para presentar los resultados de un estudio que está pendiente de publicación y que demuestra cómo no es necesario la extracción completa del mioma uterino, sino que basta con liberarlo de la pared del útero y dejar que se elimine de forma natural mediante la menstruación.

Entre el 70% y el 80% de las mujeres desarrolla un mioma a lo largo de su vida, siendo más frecuentes cuanto mayor es su edad. Se trata de un tumor benigno que en la mayoría de los casos no necesita intervención. Sin embargo, hasta en un 5% de los casos este mioma se produce dentro de la cavidad uterina y puede suponer una dificultad para la reproducción.

La forma de tratar estos casos consistía en extraer este mioma en lonchas. Esto es un procedimiento largo, que puede llegar a durar hasta una hora y media, con los riesgos que esto supone. Ahora, separando el pedículo simplemente el tiempo se llega a acortar hasta los 9 minutos”, ha apuntado Haimovich. Los datos del estudio se han recogido en 11 centros de todo el mundo y a partir de más de 200 intervenciones de muestra. “En el Hospital del Mar hemos comprobado que en un 100 por 100 de los casos en unos meses había desaparecido el mioma. En general los resultados son de un 95% de eficacia y en los casos que no ha tenido éxito ha sido porque ha sido imposible separar del todo el mioma de la cavidad uterina”.

Aplicación en los abortos Los abortos espontáneos, sobre todo en mujeres que se quedan embarazadas por primera vez, son bastante frecuentes. Entre un 15% y un 30% pueden sufrir un aborto natural y esto ocasiona un proceso de auto-inculpación en muchos de los casos, habiendo una necesidad de estas mujeres de entender las causas que han motivado estos abortos.

En este sentido, la histeroscopia nos permite analizar el embrión y ver si ha habido alguna malformación o problema genético que dé una respuesta a estas mujeres. También nos permite realizar un raspado no contaminado con el ADN de la madre que nos ayude a hacer una biopsia más precisa del embrión”, ha explicado Haimovich.

Pero además de servir para encontrar las razones tras un aborto natural, el uso de la histeroscopia tiene más ventajas en estos casos. De esta forma, por ejemplo, es posible identificar donde está implantado el embrión para que después se pueda hacer un vaciado en la cara del útero exacta. “Hasta ahora se hacía un raspado de todo el útero. Usando el histeroscopia es posible hacer una actuación mucho más precisa y conservadora para la mujer”.

Otra de las ventajas es que, una vez realizado el vaciado, es posible comprobar al momento si este ha sido efectivo o si por el contrario quedan restos que necesitan ser limpiados, evitando los riesgos que el procedimiento a ciegas tiene en este sentido. “Hemos realizado diversas recomendaciones en este sentido y nuestra intención es que se acabe convirtiendo en una prueba de referencia en el tratamiento de los abortos y que se dejen de hacer las intervenciones a ciegas”.