Al Día, Noticias de Salud

La generación de neuronas de morfología aberrante explica el deterioro cognitivo tras un ictus

System Messages

El ictus desencadena una neurogénesis alterada o aberrante que es responsable del deterioro cognitivo posterior al ictus en roedores. neurogenesisEl ictus es una de las primeras causas de deterioro cognitivo y demencia. Una investigación que dirige la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto que la generación de neuronas con morfología aberrante explica el deterioro cognitivo tras el ictus en ratones. Este hallazgo, publicado en aporta nuevas pistas para prevenir el desarrollo de una dolencia tan incapacitante como es la demencia que causa el ictus.

Una de las principales regiones cerebrales implicadas en las funciones cognitivas, como la memoria y el aprendizaje, es el hipocampo. A través del proceso conocido como neurogénesis (generación de nuevas neuronas), las neuronas se añaden continuamente a los circuitos del hipocampo, contribuyendo a almacenar nuevos recuerdos. Ahora, un equipo de neurocientíficos dirigido por la profesora María Ángeles Moro, del Departamento de Farmacología y Toxicología y del Instituto de Investigación Neuroquímica de la Universidad Complutense de Madrid, y también adscritos al Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12, ha demostrado que el ictus desencadena una neurogénesis alterada o aberrante responsable del deterioro cognitivo posterior al ictus en roedores.

En su laboratorio, la profesora Moro y su equipo observaron que el ictus experimental en ratones ocasiona la pérdida sostenida de la memoria, con un declive progresivo y persistente de las funciones cognitivas que se asemeja al observado en humanos.

En el cerebro de los mamíferos adultos, el hipocampo es una de las principales regiones implicadas en las funciones cognitivas. La n      ocurre en el giro dentado (GD), específicamente, en la zona subgranular (ZSG), la cual se considera una fuente de nuevas neuronas de la mayoría de los mamíferos, incluidos los humanos. Es bien sabido que, durante la fase crónica del ictus (semanas-meses), hay un aumento de la respuesta neurogénica en la ZSG.

 Neurona sobre células de microglía en hipocampo de ratón.

En este estudio, el equipo Complutense puso de manifiesto que se produce un proceso de remodelado neuronal patológico, con características opuestas a uno y otro lado del hipocampo. Así, las nuevas neuronas generadas en un entorno “hostil” como consecuencia del daño cerebral ocasionado por el ictus desarrollan alteraciones morfológicas y se integran anormalmente en los circuitos neuronales, lo que explicaría la pérdida de la memoria dependiente de hipocampo. En efecto, en este estudio, los autores han demostrado que, si en estas circunstancias impedimos la generación de nuevas neuronas, se previene el deterioro cognitivo en estos animales.

Esta investigación se ha desarrollado por la Unidad de Investigación Neurovascular de la UCM (Grupo de Enfermedades Neurovasculares de i+12), dirigida por los profesores María Ángeles Moro e Ignacio Lizasoain, y con la colaboración del .