Sabías que...

Piedras para leer

System Messages

piedras para leer¿Desde cuándo la humanidad ha utilizado la óptica? El uso de lentes en la antigüedad sigue siendo un tema de gran controversia y de ninguna manera aclarado. Las lentes son, en principio, objetos de cristal esférico cuyo propósito podría haber sido la decoración (joyería), actividades religiosas, generar fuego o incluso la amplificación.

La primera mención conocida de estructuras similares a las lentes se encuentra en la obra "Las nubes", del dramaturgo griego Aristófanes (450-385 a. C.), que describe una discusión entre Sócrates y Strepsiades, sobre hermosas piedras transparentes utilizadas por los farmacéuticos para encender el fuego.

La obra fue escrita en el 423 a. C. Pero el primer uso de una lente para la ampliación se da aproximadamente 400 años más tarde, por el filósofo y estadista romano Séneca (4 a. C. - 65 d. C.), quien menciona que el uso de una esfera de vidrio llena de agua puede ayudar a leer los escritos finos.

Séneca podría haber pensado que el agua en sí era responsable de la ampliación, ya que en ese momento se creía que el agua era una forma líquida del cristal, que a su vez era una forma de agua más duradera que el hielo. Pero también se sabe que algunos de los eruditos antiguos (Tácito, Cicerón, etc.) sufrieron una visión reducida y "después de llegar a la vejez no podían hacer nada más que escuchar la lectura de los esclavos". Así que las lentes de aumento (o incluso anteojos rudimentarios) no parecen haber sido registradas en el Imperio Romano.

Sin embargo, algunas fuentes afirman que el Emperador Nerón usó una joya verde (al parecer una esmeralda) para investigar pequeños detalles y también cuando observaba las peleas de gladiadores.

El desarrollo de la comprensión óptica aumentó considerablemente durante el final del primer milenio y es bastante interesante observar que la "invención" de las gafas se produce poco después de la traducción de una de las obras ópticas más importantes del árabe al latín: Kitab-al-Manazir  - Book of Optics.

Se cree que los anteojos se inventaron en Italia poco después de 1286, como se mencionan en un sermón dado en 1306, por el fraile Giordano de Pisad. Se dice que otro fraile (Alessandro Spina) produjo gafas por sí mismo en esa época, e incluso después de haber conocido al inventor.

El monje inglés Roger Bacon (fallecido en 1292 d. C.), quien también durante algún tiempo fue considerado como el inventor de las gafas, ha mencionado que "un medio de cristal o vidrio colocado sobre letras pequeñas las hizo más grandes y fue útil para los ancianos y los que tienen ojos débiles".

Un manuscrito latino de alrededor de 1280 d. C. menciona el uso de una lente para leer la inscripción en una reliquia. Sin embargo, descubrimientos muy recientes de unas lentes de cristal de roca asféricas en un asentamiento vikingo en Gotland, Suecia, podrían alterar la historia de la óptica ya que resultó que estas lentes tienen una forma elíptica casi perfecta. El asentamiento data del siglo XI al XII. El origen de dichas lentes es desconocido, pero se supone que sean de Europa del este. El diámetro de la lente es típico: 50 mm, y la altura es de 28,7 mm.

No hay evidencia directa del uso de lentes de aumento en la antigüedad y las fuentes son contradictorias. El uso de objetos esféricos para encender fuego está documentado, pero los escritores clásicos no tienen una descripción directa de las propiedades de aumento de una lente.

Esto es bastante desconcertante, ya que uno esperaría que una propiedad de este tipo fuera muy especial y por lo tanto, merece ser mencionada. Aunque se han encontrado muchas estructuras similares a lentes con propiedades ópticas, especialmente alrededor del Mar Mediterráneo, existe muy poca evidencia escrita disponibles sobre su uso hasta ahora.

Esto podría deberse a que tradicionalmente han sido tratados como gemas y joyas por la comunidad arqueológica, y no como componentes ópticos. El deseo de crear objetos ornamentales de alta resolución podría incluso haber sido el motor de la innovación tecnológica de las lentes de aumento.

Incluso, el alto nivel de detalle de las gemas y monedas antiguas hace posible que estos artículos se hayan producido con la ayuda de lentes de aumento, pero se necesita más investigación en esa área.

Por lo tanto, todavía se considera que el tiempo para la invención de la óptica de aumento es alrededor del año 1286 d. C., sin perder de vista que los recientes descubrimientos de las lentes vikingas podrían cambiar ese dato.

Fuente bibliográfica: