Sabías que...

X Aniversario del fallecimiento del Dr. Sergio del Valle (1927-2007)

System Messages

Dr. Sergio del Valle Jiménez

Tal y como expresara Fidel, el 26 de marzo de 1962, en una comparecencia en TV,  "Sergio del Valle, médico que después de los combates se quedaba con los heridos, sin escolta, rodeado de tropas de la tiranía, atendiendo a los enfermos, salvando vidas, sumándose después a la fuerza de combate, marchando junto a Camilo Cienfuegos como Segundo Jefe de la Invasión Gloriosa, ganándose el prestigio y la admiración de todos".

Terminó la guerra con el grado de capitán y en el año 1959 fue ascendido a Comandante. Ocupó diversas responsabilidades, cumpliendo cabalmente cada una de las misiones: Director del Hospital Clínico Quirúrgico, más tarde subsecretario de Salud Pública, luego Jefe de Sanidad Militar. Tiempo después, Jefe Militar de Matanzas. Desempeñó también la Jefatura de la Fuerza Aérea Revolucionaria y del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Más tarde asumiría responsabilidades como Ministro del Interior y después Ministro de Salud Pública.

Desde esta última responsabilidad, dedicó especial atención a la celebración del I Congreso de la Sociedad Cubana de Enfermería, en 1980; fundó la Oficina de Atención al Pueblo, ese mismo año 1980; enfrentó con coraje y transparencia, junto a Fidel, la epidemia de dengue hemorrágico de 1981 y dictó la Resolución por la cual se constituyó la primera Comisión Nacional de Ética Médica, en 1983, entre otras actividades destacadas.

Fundador del Partido Comunista de Cuba, miembro de su Buró Político, Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Consejo de Estado.

Alguien dijo un día que era "el Ministro caballero" y no le faltaba razón. Un hombre educado, de hablar bajo y suave, aun para dar órdenes, respetuoso de todos, aunque exigente consigo mismo y con sus subordinados en aras del cumplimiento del deber. Este revolucionario admirable se destacó siempre por su honestidad, sencillez, modestia y sensibilidad, y también por su valentía política y su fidelidad a la Revolución y a Fidel.  ¡Un verdadero ejemplo de ética social, profesional y de la gestión!

Quienes tuvimos el privilegio de trabajar a su lado y de aprender de su ejemplo, con Fidel, repetimos: "Ministro, sus lecciones y ejemplo perdurarán. ¡Rendimos también tributo a su memoria!”

Profesora María del Carmen Amaro Cano Sociedad Cubana Historia de la Medicina

 Más información.