Al Día Publicación de Salud de Cuba

 

 

 

 

Descarga

Secciones

 

 

Noticias de salud
Tendencias
Salud en Cuba
Coordenadas de la noticia
Efemérides
Archivos
Home

logo de Shmmrqtr

  Navegar el Sitio
   Eventos
  Directorio
  Servicios
  Sistema de Salud
  Sitios de Salud
  Otros Sitios
  Revistas Médicas
  Acerca de Shmmrqtr
   Biblioteca Virtual
   Universidad Virtual
  Vigilancia en Salud
  Telemedicina
  Recursos en Shmmrqtr
  Recursos en Internet
  Libros
  Obras de referencia
  Publicaciones seriadas
  Salud en Cuba
Lo Nuevo...


Sangre segura para todos

Autores: Dr.Julio Beltrán Hernández
             
             Lic.María Elena Trujillo Rexach

 

A tono con el Día Mundial de la Salud y en correspondencia con el lema Sangre Segura Salva Vidas, la sección Salud en Cuba presentará, próximamente, información sobre las pruebas que se realizan en Cuba para garantizar la no transmisión de enfermedades a través de la sangre donada.

 
 

 


El desarrollo alcanzado por las ciencias en general durante el segundo milenio y en particular por la biología, la genética y la biotecnología han propiciado el avance impetuoso de la inmunología,

la cirugía y la trasplantología. Este desarrollo ha impuesto nuevos retos a la ciencia transfusional, principalmente en relación con la seguridad inmediata, mediata y tardía de los procesos de tratamiento de la sangre, sus componentes y derivados, y de las transfusiones.

Algunos intentos para lograr la seguridad transfusional se han encaminado a obtener sustitutos de las diversas funciones que realiza la sangre, entre los cuales se pueden destacar, con resultados positivos, los expansores plasmáticos. La aplicación de productos recombinantes, monoclonales o transgénicos, como la eritropoyetina, factores de la coagulación y soluciones de hemoglobina que disminuyen la demanda de los productos obtenidos de la sangre homóloga, en muchos casos no han logrado satisfacer las expectativas teóricas esperadas y en otros, se han limitado a ensayos experimentales, lo cual hace pensar que se tendrá que utilizar la sangre homóloga, sus componentes y hemoderivados, durante mucho tiempo.

Por otro lado en las últimas décadas, la aparición de enfermedades como el sida, la hepatitis C, la paraparesia espástica tropical y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob o encefalitis espongiforme bovina, equivalente a la enfermedad de las vacas locas en humanos, estas últimas producidas por priones, y que pueden transmitirse en transfusiones de sangre después de un largo período de incubación, han alarmado a la comunidad científica. También existen las llamadas enfermedades remergentes, que han reaparecido con fuerza después que se consideraban controladas o desaparecidas del cuadro epidemiológico mundial o de algunas regiones. Esta situación ha hecho que sea necesario evitar, disminuir o controlar los efectos desagradables de este valioso recurso terapéutico y es por lo cual no es de extrañar que la OMS le haya dedicado este 7 de abril, Día Mundial de la Salud, al tema La seguridad de la sangre depende de mí. Sangre segura salva vidas, precisamente a las puertas del nuevo milenio. (1-3)

Para lograr la seguridad de la sangre a utilizar en transfusiones es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

Selección adecuada de los donantes
 

 

  • Educación de la población en los aspectos éticos de la educación altruista.
  • Altruismo y voluntariedad de la donación.
  • Interrogatorio y examen médico.
  • Posibilidad de autoexclusión espontánea para donar sangre segura
       

    y no riesgos. (4-7)

     
    Extracción de la sangre en condiciones adecuadas
     
     
  • Locales con ambiente controlado y limpio.
  • Recolección de la sangre en bolsas desechables y de calidad.
  • Personal adecuadamente preparado para efectuar la sangría.
  • Cumplimentar las buenas prácticas. (7-8).
     
    Política de utilización de componentes
     
     
  • Preparación y utilización de los componentes que necesita el paciente.
  • Utilización de sangre homóloga o sus componentes sólo cuando no hay otra alternativa terapéutica o no hay indicación o posibilidad de utilizar la sangre autóloga.
  •     (8-10)
     
    Determinación de marcadores para infecciones transmisibles por la sangre
     
     
  • Sida ( VIH 1+2)
  • Hepatitis B (AgsHB).
  • Virus de la leucemia crónica y la paraparesia espástica tropical (HTLV 1+2)
  • Sífilis (VDRL o PRP)
  • En algunas regiones se hace obligada la investigación en sangre del paludismo (Treponema pallidum) y de la enfermedad de Chagas (tripanosomiasis). En las personas inmunodeprimidas, se hacen necesarias otras investigaciones especiales, como por ejemplo la de citomegalovirus (CMV).

    El efecto adverso más frecuente y temido, asociado con la transfusión, es la posibilidad de transmitir enfermedades infecciosas, a pesar de todas las medidas e investigaciones mencionadas anteriormente, pues existe un período de "ventana" en que el individuo infectado no tiene síntomas y las pruebas habituales son negativas. (11-13)

    Debido a lo anterior, algunos investigadores han propuesto diferentes métodos para el tratamiento de la sangre, componentes y hemoderivados con el fin de disminuir la carga viral. Entre estos se destacan: la pasteurización, utilización de solventes y detergentes, ozonización, ultra alta temperatura, el azul de metileno/luz y la filtración, entre otros. Algunos de estos procedimientos, solos o en combinaciones, han sido comercializados, pero el resultado costo-efectividad aún no está fundamentado. (14-17)

    A pesar de lo anterior, la OMS estima que actualmente en el mundo aproximadamente 13 millones de donaciones de sangre por año, no son investigadas para el VIH, HCV y AgsHB, sobre todo en los países menos desarrollados, donde existe el comercio con la sangre y un gran número de personas infectadas en la población. (1)

    Una de las acciones de mayor valor y menor costo para lograr la seguridad transfusional es el principio de la voluntariedad del donante y brindar la oportunidad de donar también seguridad y no riesgos para el receptor. En Cuba, donde se hacen algo más de 640 000 donaciones por año, se sigue este principio. Además, se investiga en la sangre donada: la sífilis (VDRL), el sida (VIH 1+2), la hepatitis C (HCV) y la B (AgsHB), ya que las acciones de salud han eliminado algunas enfermedades como el paludismo, y otras tipos de infecciones no han penetrado en el país debido al sistema de vigilancia epidemiológica existente.

    Motivo de júbilo, solidaridad y satisfacción para nosotros es que se celebre el Día Mundial de la Salud dedicado a este noble propósito, donde participa, de una manera o de otra, toda la población de nuestro país.

    Referencias Bibliográficas

    1.WHO, International Federation of Red Cross, Red Crescent Societies. Safe blood starts with me; World Health Day 2 000: 3-19.
    2. Sazama K. Interactions betwen science, government and media on selection and testing of donors. Vox Sang 1998;74 Suppl 2: 503-6.
    3. Snyder SR, Walder JA, Chemically modified and recombinant hemoglobin blood. Biotecnology 1999; 19:101-16.
    4. Cortés A, García Gutiérrez, M. Prevalencia de marcadores para infecciones transmisibles por transfusión en donantes voluntarios. Colombia Médica 1996; 27:3-10.
    5. Lawson-Ayayi S, Salmi LR. Infection risk and efficacy of clinical selection techniques for volonteer blood donors. Transfus Clin Biol 1997 Dec; 4 (6): 513-21.
    6.Van den Burg PJ, Vrielink H, Reeiuk HW. Donor Selection: the exclusion of high risk donors? Vox Sang 1998; 74 Suppl 2:499-502.
    7. Mc Clelland DB, Mc Menamin JJ, Moores HM, Barbara JA. Reducing risk in blood transfusion: Process an outcome. Transfus Med 1996 Mar: 6 (1):1-10.
    8. Organización Mundial de la Salud. Manual de Bioseguridad en el Laboratorio.1994:66-122.
    9. Kmietowicz Z. Call for national body to ensure blood transfusion safety. BMJ 1998; 316: 881.
    10.Vignali A, Braga M, Gianotti L, Radaelli G, Gentilini O, Russo A, et al. A single unit transfused allogenic blood increases postoperative infections. Vox Sang 1996 71(3): 170-5
    11. Padrón J, Rodríguez Z, Rivera L, Fernández A, Arus E, Beltrán J, et al. El virus de la hepatitis C en donantes por plasmaféresis. Sangre 1995; 40(3): 187-190.
    12. Schmunis GA, Zicker F, Pinheiro F, and Brandling-Bennett. Risk transfusion-trasmitted infectious diseases in Central and South America. Emerging Infections Diseases 1998;4(1):5-11.
    13. Williams AE, Thomson RA, Schreiber GB, Watanabe K, Bethel J, Lo A, et al. Estimates of infections disease risk factor in US blood donors. JAMA 1997; 277(12): 967-72.
    14. Friedman LI, Stromberg RR. Viral inactivation and reduction in cellular blood products. Rev Fr Transfus Hemobiol 1993;36(1):83-91.
    15. Freeman JW, Williamson LM, Llewelyn C, Fisher N, Allain JP, Bellamy M, et al. A randomized trial of solvent/detergent and standard fresh frozen plasma in the treatment of the coagulopathy seen during Orthotopic Liver Transplantation. Vox Sang 1998;74 Suppl 1:225-9.
    16. Rollag H, Solheim BG, Svennevig JL Viral safety of blood derivatives by immune neutralization. Vox Sang 1998;74 Suppl 1:213-7
    17. Muller-Breitkreutz K, Mohr H. Hepatitis C and human immunodeficiency virus RNA degradation by methylene blue/light treatment of human plasma. Med Virol 1998; 56(3):239-45.

     


     

    Copyright© 2000, Departamento de Información - Shmmrqtr